Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

Mirada de María (6)

Mirada de María (6) Fue con esa conversación con Tomás cuando María evocó aquella noche en la que, sentada en la cama, descubrió: la idea central de su vida, la más elevada de todas.

- No se si es tu caso, Tomás, pero hay gente que se siente decepcionada por el AMOR. Pero no, somos nosotros los que fallamos al AMOR.
El AMOR se desmorona si no hay confianza. No es tu caso, con sólo dos o tres encuentros no hay engaños ni infidelidades. Gozas de la independencia y libertad del aquí y ahora.

Sin embargo yo quiero tener una vida en común, no me bastan unas horas con un chico, sería empezar de zero cada vez. Un dia tendré la certeza que viene una sola vez. Hasta entonces espero la casualidad más grande de mi vida.

En un encuentro breve no se puede apreciar el placer de una larga conversación con quién basta un gesto para entenderos. Ni tampoco la belleza de envejecer junto a quién amas.

Dicen que el AMOR no consiste en contemplarse mútuamente sinó en mirar juntos en una misma dirección. Este amor no se acaba en la pareja sinó que a partir de ese núcleo fuerte se proyecta a los demás.


Ella creía en el amor que no liga, que no quita independencia ni libertad; en la solidaridad, el compartir, el bien común, el respeto, el consensuar las decisiones, luchar por la unidad y la estabilidad dentro de la pareja.

Sólo así se sentía respetada, dignificada, limpia y con la conciencia tranquila.

En su corazón se había encargado de tejer un sólido tejido emocional tan fuerte que se veía capaz de construir una relación más firme y duradera, basada en el AMOR de sus sueños. Cuando llegase el momento sabía que encontraría a alguien que le hiciese sentir que el amor que compartían era digno del que un día, cuando era pequeña, sintió que le llenaba al tiempo que le exigía estar a la altura.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

María -

Hola Toni, dejo esto por aquí:
Del primer párrafo me quedo con la palabra 'confianza'. Ésa es la clave. Me sorprende a veces la poca confianza que sustenta algunas relaciones, no me entra en la cabeza.
Del segundo párrafo me quedo con la palabra 'casualidad', como no podía ser de otra manera ;)
Del tercero me quedo con toda la idea: la complicidad y el crecer juntos.
Y del cuarto resalto lo primero: "Estar enamorado no consiste en mirarse a los ojos, sino en mirar juntos en la misma dirección" (Antoine de Saint-Exupery). Maravillosa cita que ya conocía, y no me dejó indiferente cuando la descubrí. Desde entonces me acompaña, porque se ajusta a lo que pienso. Gracias por recordarmela, gracias.
Los últimos tres párrafos te los puedo poner entre comillas y decirte que lo siento igual.
Saludosss

Nimue y su kaos -

me siento identificada con sus palabras, solo que yo ahora me conformo con ese tipo de amor liberal y tierno de un buen amigo, esperando la llegada de esa casualidad, un ebsazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres