Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

¿QUIENES SOMOS?

¿QUIENES SOMOS? Todo el mundo tiene su historia. Aunque no lo queramos, el tiempo corre constante e imparable, es inevitable tener un pasado. Sin duda el pasado condiciona lo que hacemos ahora, el presente, y a su vez el futuro toma impulso en base a lo que construimos día a día. Sin embargo no considero que el pasado tenga tanta importancia para definir quienes somos. No he tenido una vida fácil, apacible hasta ahora, afortunadamente… Sino no hubiera aprendido nada y estaría aún andando a gatas. El día a día de un niño de dos años podría ser éste:

He vertido colonia a la alfombra. Huele bien. Mamá se ha enfadado y me ha gritado a pocos centímetros de mi cara (su aliento no huele igual de bien). He hecho una excursión por la cocina. Me han vetado la entrada. La cocina está prohibida. He metido los dedos en la sopa. Quemaba. Me han reñido. Me he encontrado un lápiz rojo. He pintado la pared. Me han pegado. Tocaba tomarme la leche. Pero yo quería agua! He llorado. Me han dejado sin merienda. Todo está prohibido, porqué me han traído al mundo?

Pues esto, las dificultades nos hacen tirar adelante. Hay gente que lo ha pasado mucho peor que yo y creo que pese a su pasado, hay algo que ha influido más y ha sido más decisivo para su destino. Creo que lo que nos da vida es la fuerza interior, si el mundo exterior ahoga al interior sólo logrando concentrar esta fuerza conseguiremos recobrar esta vida. Esto es lo decisivo: tener el valor para confiar en nosotros mismos, los únicos que nos podemos salvar en última instancia. Estamos solos, por muy íntima que sea una amistad o relación de pareja, en el fondo, estamos solos. Creo que las depresiones o la baja autoestima es de muy difícil superación si dependemos al 100% de los demás. Quizá no sea algo directo pero de alguna forma por lo que somos o hacemos podemos ir recuperándola. Tenemos que aprender a estar solos pese a que nos vendan que siempre hay que estar haciendo algo y, a poder ser, en compañía. Siempre necesitamos ruido y distracc. Creo que sólo si sabemos estar bien con nosotros mismos, si sabemos cuidar de nosotros podremos amar…
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

María -

Seamos padres de nuestro futuro, y no hijos de nuestro pasado (leí alguna vez en algún sitio).

Saludos!

Sergio -

Hola Toni: yo creo que las casualidades no existen. Lee sino el libro "El misterio de las coincidencias". A ti que te gusta tanto la combinación de religión y ciencia, te encantará. Efectivamente, nada ocurre porque sí. Todo tiene un sentido, aunque cuando ocurren las cosas no lo encontremos. Por otro lado, la soledad nos ayuda en nuestra búsqueda personal a encontrarnos a nosotros mismos, a ser nosotros mismos, encontrar nuestro verdadero yo o ser, nuestro centro. Y eso, sin duda, conlleva aprender a amar de verdad=entregarse sin miedo. Ánimo en tu búsqueda, guerrero de la luz.

GreGori -

A la gente le aterra la soledad. Por eso se crea dependencias.
Creo que sí hay que aprender a estar solos para poder estar después bien acompañados.

Corazón... -

Hola Toni :-)

A lo largo de mi vida he aprendido que si tienes paz en tu interior, todo estará bien. Estar en paz uno mismo, con Dios, es estar en paz con nuestros semejantes :)

Cada día es bueno para comenzar, el ser humano no tiene limites.

Un saludo!

;o)

NADA -

Creo que no entendí bien. Estoy completamente de acuerdo con esto, podemos modelar nuestra realidad, innovar, como tú dices, siempre a partir de una elección personal. Sí, tienes toda la razón, y además es una de las grandezas del ser humano.

Besitos

Tonificante -

NADA: El pasado sí existe, lo que quiero decir es que quizá influya menos de lo que pensamos. Somos como somos, en parte, por lo que hemos hecho en el pasado pero no es tan decisivo. Creo en el potencial inovador de cada uno, de romper con viejas inercias y construir otro 'yo' que no está escrito en ningún lado y que es posible si uno se lo propone.

NADA -

Hola Toni.

Creo que somos producto de lo que fuimos, de nuestras experiencias, por más que el pasado no exista, es la experiencia vivida la que ha ido conformando nuestra realidad actual. Por eso hablo de vez en cuando del presente contínuo o la existencia en la eternidad.

En cuanto a la soledad, opino como tú, es absolutamente necesaria, porque es ahí donde encontramos la propia presencia, esa que trasciende a lo externo, donde reside el testigo silencioso y tomamos conciencia de nuestra propia realidad. Venimos sólos a este mundo y nos vamos sólos aunque en una y otra ocasión estemos rodeados de gente. Entretanto, tenemos toda la vida para aprender y prepararnos, para comunicarnos, para amar...

Un beso :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres