Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

¿Alguien puede darnos por conocidos?

¿Alguien puede darnos por conocidos? [“Al cabo de 2 años de vida en común las parejas dejan de sentir la pasión que les mantenía unidos, se han acostumbrado a la presencia del otro y le dan poco valor, cesa la capacidad de sorprender y ser sorprendidos por la otra persona, se cree que la otra persona no tiene más que ofrecer.”]

Había una vez una niña pequeña inocente, sencilla y con ganas de aprender. Mientras los adultos la intentaban educar ella persistía tozudamente en su mundo. Le querían imponer unos horarios, unos recorridos casa-cole pero ella no estaba acostumbrada al espacio-tiempo, en su mundo no había límites temporales ni espaciales. Leía y con el tiempo escribía sus pensamientos en una pequeña libreta.
Un día paseando por la calle de su casa, calle Balmes, se dijo a si misma enojada, “¿Balmes, por qué nunca me he preguntado por el nombre de mi propia calle?”. Así que presta y decidida fue a la biblioteca más cercana y buscó en la enciclopedia llegando a la conclusión que el único origen del nombre se encontraba en la figura de un importante filósofo español llamado Jaime Balmes. Con el tiempo llegó a conocer bien su obra y a rescatar ese fragmento:

“ La razón
es fría, pero ve claro:
darle calor y no ofuscar su claridad;
Las pasiones son ciegas, pero dan fuerza:
darles dirección y aprovecharse de su fuerza;
El entendimiento sometido a la verdad,
La voluntad sometida a la moral,
Las pasiones sometidas al entendimiento y a la voluntad,
Y todo ilustrado, dirigido, elevado por la religión ;

En la persona la razón da luz, la imaginación pinta,
el corazón vivifica y la religión diviniza
”

Le habían dicho que las personas eran limitadas pero ella se repetía lo de “la razón da luz, la imaginación pinta…” y no veía en ese modelo de persona demasiados límites.
¿Cuántas melodías se podían hacer con 7notas? ¿Cuántos cuadros se podían pintar con 4colores? ¿Cuántos textos con las finitas palabras del diccionario? Nada le parecía convencer de que somos finitos y limitados por lo que se creía capaz de sorprender y sorprenderse a si misma.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Corazón... -

Hola Toni ;)

Sinceramente creo que el ser humano es capaz de sorprender y sorprenderse todos los días.
No tenemos límites, nosotros los marcamos. Podemos ser creativos tanto como la mente y el corazón lo permitan.

Gracias, por esta reflexión que nos regalas :)

Saludos!

;o)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres