Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

La teoría del caos también impera en las relaciones

La teoría del caos también impera en las relaciones

[Imagen © Flickr.com]

Saludos a los fieles lectores después de esta pausa en el blog. Diversos compromisos me han alejado de mis costumbres habituales y siguen por limitar al mínimo mi tiempo libre.

Sin embargo, hoy he sentido la necesidad de escribir sobre la percepción que tienen los demás de uno mismo o de cómo percibimos a los demás. Cada persona tiene sus cosas positivas y negativas. Cada persona destaca por sus virtudes pero también es conocida por sus defectos. Lo que sucede a menudo es que suele permanecer más lo negativo en la memoria de la gente, lo negativo suele tener más peso en la percepción que los demás tienen de nosotros. Es triste pero creo que en general es así.

De la misma forma, es más habitual interrumpir o espaciar relaciones con un conocido por un malentendido o un mal comportamiento siendo muy dificultoso recuperar esa mala sensación, deshacer ese entuerto. Como se suele decir, una vez se ha dado la vuelta a la tortilla suele ser más dificultoso darle otra vez la vuelta, suele ser más habitual que se quede todo justo como estaba después del problema.
Se que es una idea pesimista sobre las relaciones pero suele imperar la ley del caos: es decir, lo negativo suele perdurar más en el tiempo. La inercia y la dejadez se acumulan y para mantener las cosas en buen estado se requiere hacer un esfuerzo, si se dejan ir empeoran tarde o temprano.

Así que nada, a luchar por lo que queremos y amamos, si lo hacemos no tenemos por qué temer. Debemos ser conscientes que por si solas las cosas no se arreglan ni se aguantan. Es cierto que el tiempo a veces juega a nuestro favor y ayuda a perdonar y a relativizar el pasado o verlo de otra forma. Pero no olvidemos que en parte se debe a nuestra actitud activa de perdonar o de reorientar las cosas.

Pero no hay que dejar que el tiempo cure las heridas. Cada día desde que nos levantamos hasta que nos acostamos podemos contribuir a construir en vez de destruir o, lo que es lo mismo, no hacer nada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Xara -

Esto es el problema mayor de las personas. Son muy pesimistas. Pero el pesimismo es la actitud más tonta queuna persona puede tener. Conozco a personas que por esa causa muchas veces no saben cómo vivir. Pero pienso que a pesar de todo lo que nos ocurre o nos ocurrió, la mejor manera es "sonreír" y pensar en cosas buenas, cosas bonitas que nos pasaron y que nos pasarán. Y dejar de pensar en esas cosas malas, porque es muy tonto dar la vuelta a algo que sabemos que nos hacen daño.

Saludos.

Sergio -

Es cierto que es difícil darle la vuelta a la tortilla, sobre todo si solo lo hace uno y fueron los dos los que se la dieron antes, aunque fuese por motivos diferentes, pero no imposible. El que tuvo, retuvo, y los mejores fuegos se suelen hacer con las brasas que ha dejado el equipo anterior de expedicionarios y montañeros... Lo que está claro es que no es bueno enterrar las cosas y hacer como que no ha pasado nada, creo yo. A veces segundas o terceras partes son mejores, aunque nuestra melancolía nos diga que solo fue buena la primera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres