Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

Dispersión

Dispersión

[Imagen: "campfire of confusion" por circulating]

En la era de las nuevas tecnologías con el móvil, iPhone, Facebook, MP3 o blogs, la dispersión cada vez afecta a más gente y se va esparciendo como una mancha de aceite. Los adolescentes enganchados a un videojuego ya no son el único exponente de este fenómeno.

Por suerte nadie muere por acumular pocos recuerdos, por falta de criterios y decisiones claras, por reflexionar poco, por ser incapaz de seguir un debate, una clase de una hora o de terminar un artículo del periódico.

Sin embargo nuestra capacidad de aprendizaje, nuestros hábitos y proyectos sí se ven afectados.

No salimos quietos ni en las fotos, viajamos más que nunca, hacemos zapping, googleamos hasta olvidarnos de lo que buscábamos, miramos compulsivamente las fotos en el móvil o en el ordenador. Pero, ¿aprendemos algo? ¿Recordamos lo que hemos hecho la semana pasada o lo que haremos la próxima sin consultar la agenda? Dice Francesc Torralba que nada es sólido en nuestra vida sin repetición, aunque sea aburrido es el único modo de aprender, de recibir lo esencial, hacer lo que queremos y no lo sólo lo que nos apetece o deseamos.

Como he comentado aquí alguna vez, vivimos más pendientes del exterior que de nuestra propia vida. Lo importante requiere tiempo, paciencia y atención. Del bombardeo de mensajes y actividades al que nos sometemos no suele venir lo más aprovechable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres