Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

Diario de un immigrante.

Diario de un immigrante. 11 Julio
Esta semana nos toca currar en el metro. Prefiero trabajar al aire libre aunque después de dos semanas en el andamio no va mal resguardase un poco del sol.
El verano es la época de más trabajo en la obra ya que todos se lanzan a construir casas nuevas o hacer obras en carreteras, metros y calles.
Así que aprovecho, no viene mal un sobresueldo. Desde que vine de Ecuador que no he parado quieto ni un momento.
Durante el año trabajo en la jardinería, los fines de semana la hostelería y la construcción durante los veranos.

13 Julio
Hoy hemos trabajado en el pasillo que une Ferrocarriles y Línea 5. Es uno de los puntos más concurridos de viajeros.

Es curioso trabajar en el pasillo del metro y ver a todos los viajeros atareados con la cara seria y observar su particular forma de andar haciendo un slalom en su carrera entre tren y tren.
A primera hora veo algunos paisanos míos, con cara de sueño, que van a trabajar como yo y me los encuentro otra vez exhaustos en la hora de retorno a casa.
Me siento orgulloso porqué trabajamos y salimos adelante. No veo ninguno de nosotros tirado en la calle pidiendo dinero, nos lo ganamos con nuestro sudor y con él alimentamos nuestras familias del otro lado del charco.

15 Julio.
Hoy mientras cargaba con dificultad un saco de arena he escuchado una voz. Llegaba del pasillo. Era voz de mujer. Me era muy familiar.
Era como el canto de una sirena para un marinero, la voz de una radio en medio del desierto o el mar...
Era una melodía que hilvanaba directamente con la fibra sensible de mi corazón. Me reportaba a mi tierra.
Segundos después conseguí ver de donde procedía, era una chica de mi país, era agradable trabajar así.
Cuando terminó de cantar me acerqué, intercambié unas palabras con ella, estaba encantada de hablar con un paisano y quedamos para el fin de semana.
Había leído en sus ojos la emoción del reencuentro, de sentirse otra vez en casa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Sergio -

Bueno, lo que se deduce de tu blog, básicamente. Yo te propondría ir al cine e incluso verla por segunda vez, si no fuera porque tendrías que venir a Madrid. Si te decides, con el AVE en 3:30 h. estás aquí y estás invitado. Ya sabes: ¡si vienes a Madrid, ya eres de Madrid! Mayormente lo que dice es que los hombres tienen vocación intrusiva/violador y las mujeres receptora/prostituta . Lo de cazador y recolectora de toda la vida, vamos. Pero a mí me encantó, y ni te digo la protagonista... Ufff... Lo de las puertas es realmente alucinante. Muy bueno. ¿Crees/has experimentado vía regresiones la reencarnación? Las vacaciones bien, por el Pirineo catalán y aragonés, Cádiz e Irlanda. Variadito. ¿Y tú?

Tonificante -

Hola Sergio! Qué tal las vacaciones? Pues parece que me conoces bien: no la he visto pero he leido lo que de ella me ha caído en las manos (ya sabes que Julio Médem es uno de mis directores de culto) y la pienso ver en cuanto alguien proponga ir al cine. He leído unas declaraciones de JM diciendo que la mujer tiene vocación de construir y el hombre de hacer guerras y destruir. Tela. A ver qué tal.

Sergio -

Tonificante: ¿has visto Caótica Ana? ¡Espectacular!

Tonificante -

Brisa: qué bonitas palabras... muy profundas. Sabes qué es lo que me da que pensar estos últimos días? He visto que muchos inmigrantes leen un periódico gratuito en el metro llamado 'Latino'. No te parece que si empezamos creando periódicos específicos, televisiones, etc. podemos dividir la sociedad en partes que se ignoran y desconocen?

Brisa -

Si fueramos capaces de escuchar el silencio de otras miradas, lo que nos reflejan no veríamos un color de piel distinto, seguramente seríamos capaces de intuir una historia personal, pero vamos demasíado deprisa para fijarnos, eso implica que muchas vidas de por aquí también son duras, quizás lo que rompe esa dureza son precisamente esas sonrisas que hay rostros que sí que reflejan o esas miradas que si observan detrás de una piel o esa solidaridad que a veces se descubre en muchas personas.

No todos están ciegos, una de las pruebas está en lo que has escrito.

Un abrazo.

Ambrosía -

Me parece muy buena tu crónica diaria, explicada con gran sensibilidad transmite una gran emoción.
Un beso.

Doctor -

Wooouuuuuwww, muy interesante post…

Doctor,
Crítico de Blogs

Sara -

Un relat commovedor! El punt en què parles de les cares llargues que fa la gent al metro m'ha fet una gràcia especial. Potser perquè m'hi sento força identificada. És ben cert que molts de nosaltres semblem una colla d'amargats a primera hora del matí. Quin mal hi ha en somriure al nou dia? Hauríem de donar gràcies d'estar on estem i com estem! Els immigrants, és cert, ho tenen dur. Molt més dur...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres