Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

El poder de la palabra (1): Dos rostros víctimas de la represión iraní

  
El joven escritor italiano Roberto Saviano apareció el 11 de noviembre del año pasado en la cadena de televisión RAI. En el programa ‘Che tempo che fa’, presentado por Fabio Fazio, hizo una serie de intervenciones que llevaban el nombre de su último libro La bellezza e l’inferno (La belleza y el infierno) que recopila artículos suyos de los últimos seis años.


El presentador empieza citando unos versos de John Keats:


Belleza y verdad, verdad y belleza.
Esto es todo lo que sabemos de esta tierra.
Esto es todo lo que nos hace falta saber.


El denominador común de estas intervenciones es el poder de la palabra, ya sean palabras de verdad, resistencia o denuncia pero también de calumnia, defensa, falsedad o violencia porque en la palabra conviven los dos extremos: el infierno y la belleza.


El primer vídeo hace referencia a dos mujeres iranís: Neda Agha Soltan y Taraneh Mousavi, la primera muerta en una manifestación, la segunda violada y quemada.

Neda Agha Soltan, la voz de la disidencia


No había cámaras de los medios de comunicación internacionales
cubriendo el conflicto. 

Sí había chicos con móviles haciendo fotos y vídeos (como el que grabaron de la muerte de Neda que dio la vuelta al mundo).

Una de ellos es Neda que, junto a sus amigos, se está manifestando contra el presidente. Lleva consigo un móvil, un elemento inocuo pero peligroso si se muestra en público. Es un elemento incómodo para la sociedad iraniana como dejar un mechón de pelo fuera del velo o llevar demasiado maquillaje. Manifestarse, ser mujer, y llevar móvil son tres elementos que la llevan a la muerte.

Un miembro de la guardia revolucionaria la ve y dispara. Neda muere en los brazos de sus amigos. Unos dicen que estaba telefonando, otros que estaba grabando. El golpe en el pecho la tiró al suelo y muy lentamente le empezó a salir sangre de la nariz, de los ojos…

"Neda muere con los ojos abiertos para vergüenza nuestra que vivimos con los ojos cerrados"

 

Mientras moría, sus amigos y los que la conocían le gritaban: “¡quédate aquí, estamos contigo, resiste, responde!”. Neda muere en un momento.


Esa misma noche una chica iraniana consigue meter el vídeo, que había circulado rápidamente entre los jóvenes, en la CNN de modo que lo que sucedía en Irán, y que no recogían las televisiones, pasó a un primer plano. Su caso cambiaría la percepción de ese conflicto.


No eran imágenes lejanas de conflictos incomprensibles del Medio Oriente llenas de sangre, incómodas y que nos perturban la cena sino un conflicto personal: imágenes de una chica reconocible para todos, una chica como cualquier otra, con velo y zapatillas de deporte.


En este caso los blogs han sido el único medio del pueblo iraní para dar a conocer ese hecho y Neda, que significa ‘voz’ en persa, ha sido el icono que simboliza ese conflicto, la voz de los disidentes.


Taraneh Mousavi, el rostro de la mujer libre


En una manifestación festiva (cabe recordar que en Irán no está permitido hacer fiestas o cantar al aire libre), centenares de jóvenes salieron a la calle para protestar. Durante la manifestación arrestan a varios, entre ellos Taraneh.


La guardia no la lleva a la cárcel como a los demás sino en un edificio y la encierran en una sala. Algunos testimonios dicen que ha sido la chica violada el mayor número de veces, por el mayor número de soldados y durante diez días.


La violación es un instrumento sistemático del gobierno iraniano no sólo por herir o torturar sino por destruir la imagen de la persona detenida
. Cuando salga no tendrá un aura de héroe, rebelde o de valiente que se ha salido con la suya, sino de alguien violado (también violan a los hombres). Quieren que la violación sea un tipo de certidumbre para el prisionero que no llega de la denuncia sino de la comunicación silenciosa. El arrestado lo contará con voz baja a otra persona, es un terror silencioso.


Taraneh tiene una hemorragia, el médico pide intervenir pero los guardias se la llevan otra vez, no quieren que se sepa lo que le han hecho, quieren evitar que salgan a la luz registros o datos. Sin embargo, se avisa a la familia que acude rápidamente al hospital y consiguen hablan con una enfermera que les confirma que Taraneh, que significa ‘canción’ en persa, llegó con los órganos sexuales desgarrados.


Pocos días después se encuentra su cuerpo quemado en la periferia de Teherán. ¿Por qué se quema un cuerpo? Porque un cuerpo torturado lleva el testimonio del horror mientras un cuerpo quemado es sólo eso, es una forma de eliminar las pruebas.


Y surge la pregunta: ¿por qué? ¿por qué le sucedió esto a Taraneh? ¿Qué razón mueve tanta maldad y crueldad por una persona inocente? La respuesta se revela mirando su foto. Taraneh era bellísima, cuidaba su imagen, se maquillaba, estaba orgullosa de su belleza.


Por eso la detuvieron, eso es lo que les da miedo y les resulta insoportable. El régimen no tolera ver mujeres orgullosas, libres y que hagan frente a los que les impiden vivir. No son mártires que quieren morir por una causa. ¡Sólo quieren vivir! Hablar con sus amigos, llamar por teléfono, ser felices, organizar fiestas, conducir, vestirse como quieren, maquillarse, manifestarse contra el gobierno para vivir mejor.


Su belleza es la victoria de los que están buscando traer los derechos civiles y democráticos en Irán.


Vídeos de la intervención de Roberto Saviano en el programa Che tempo che fa

  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres