Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

La política del desengaño.

La política del desengaño.

Imagínate que estás en la cama una noche y sueñas que de repente desaparecen todos los cirujanos del mundo y justo entonces te tienen que operar.
Entras en el quirófano y lo primero que ves es al jefe de la oposición o un ministro sonriéndote y dedicándote unas amables palabras que en lugar de tranquilizarte hacen que te despiertes sudando por la dura pesadilla. Horroriza pensarlo, verdad?
Los políticos nos generan desconfianza y es una profesión que no asociamos con la honestidad, solvencia y eficacia de un cirujano.
Se mueven por intereses personales a corto plazo, son parciales, injustos, propensos a la demagogia, a la memoria selectiva, a la manipulación, corrupción, vanidad y otros pecados capitales.
Deberían recordar que su tarea es la de estar al servicio público del ciudadano.Debería hablarse menos de ellos y más de su trabajo. Al final pensamos que su única tarea es la de insultarse entre ellos, planear cómo derrotar al oponente o hacer grandes discursos vacíos de contenido.

El otro día, daba la vuelta Catalunya a bordo de un tren que durante más de cinco horas, partiendo de Zaragoza, pasaba por Flix-Móra d’Ebre-Reus-Tarragona-Vilanova y, finalmente, Barcelona.
Me acordé del problema de las líneas de cercanías de Barcelona que sufren retrasos y averías por norma general. Dada la cercanía de las elecciones municipales, los políticos locales han trasladado las quejas y presiones al gobierno y la ministra de Fomento ha salido pidiendo disculpas y amparándose en la mayor inversión en trenes y líneas de alta velocidad en detrimiento de las líneas que afectan a más usuarios en el día a día.
Me pregunto por qué no solucionamos antes lo que ya existe y funciona mal antes de congestionar aún más el tráfico.
La respuesta se me antoja sencilla: lo que vende, lo que queda para la posteridad son las grandes infraestructuras, lo que llenan las portadas de los periódicos no es la avería diaria y las quejas de cientos de ciudadanos anónimos sino las inauguraciones, los trenes a 300km/h. Aquí queda mi denuncia a los criterios de las prioridades de los políticos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Sergio -

Sobre todo eso, se te cuelan... Jajaja. Es broma. Hablando se entiende la gente, de eso estoy convencido. ¿Hay que hacer las actas en catalán? Pero, ¿qué se gana con eso? Yo montaría un programa tipo Erasmus en España, para que la gente también se conociera y pudiese visitar y residir en otras comunidades autónomas durante unos meses de su carrera. Un programa Cervantes o Cisneros, por ejemplo, jejeje. Sería buena idea. Y luego, a Europa. Por cierto que, hablando de Cataluña, estaba leyendo ahora mismo la entrevista de La Contra de La Vanguardia por internet. Es de esas de las que seguro que te sugieren un nuevo post... Impresionante.

Tonificante -

Al final todo es cuestión de querer simplificar las cosas, acercar la gente, ser más libres y evitar prejuicios, límites mentales, polémicas inútiles... En general estoy de acuerdo con vosotros: la lengua es para entenderse, se debe respetar la cultura de cada sitio y hacer un esfuerzo para integrarse.

Sobre las presiones oficiales las hay y de las más absurdas: como la obligación de hacer las actas de reuniones de vecinos en catalán. Pero no traslademos eso del nivel político al ciudadano de a pié que no tiene problemas de ese tipo, no dejemos que los politicos creen problemas donde no los hay. Tienes razón que se utiliza a menudo la historia (sobretodo la guerra civil) para la ideología nacionalista-victimista que al final perjudica a los que la promueven.
Sergio: Pues no se si lo mio es el catalán pero de vez en cuando se me cuela alguna (es normal). Saludos.

Sergio -

Pues sí, una cuestión política en la mayoría de casos, pero con una base real, eso también. Yo he estado varias veces en Cataluña y diría que hay una presión oficial -basada en una parte de la clase dirigente social y económica- que se traslada en alguna medida al conjunto de la sociedad y que se basa en una especie de revancha basada en la historia del franquismo, pero que, sobre todo, a quien hace daño es a Cataluña. Es como cuando nos ponemos, personalmente, en plan victimista, y creemos que eso nos beneficia: generamos mal rollo a nuestro alrededor, rechazo en muchos casos y soledad en la mayoría, por mucha o alguna razón que tengamos. Es una lástima, pero es así, aunque al final beneficia indirectamente a Madrid, pero a mí me gusta la sana rivalidad, no lo de ahora. ¿Cada vez hay más gente bilingüe o castellanohablante? Será justamente por eso, como lo del tabaco o los accidentes de tráfico. Niño, no toques eso: y el niño va y lo toca. Pues lo mismo con el español y el catalán. En cualquier caso, sino sin acento, jejeje. Veo que lo tuyo es el catalán. ¿No habláis en español en casa? Igual cuando funcione el AVE entre Madrid y Barcelona a la misma velocidad que el TGV entre Estrasburgo y París -o sea, nunca- las distancias mentales también se acercarán a la velocidad del rayo. Algún día...

zingara -

al fin y al cabo,como siempre, el problema es intenderse.el asunto (tan relacionado a los politicos como a los idiomas oficiales) es intenderse...es intender el sentido de los sonidos que se pronuncian, es intender el pensamiento que hay detras de los sonidos o signos graficos(siempre que haya pensamiento detras...).

demasiadas veces falta elasticidad, respeto para las ideas y abertura mental...y eso pasa entre los politicos que pelean y se fijan sobre todo en su poder y en su egoismo, asì como entre los ciudadanos que se quejan (me incluyo en el grupo)pero dificilmente utilizan los medios oficiales para que los politicos sepan concretamente(y con un "resguardo formal") cuales son las quejas(aunque muchas veces ,aun asì,sea inutil...).

en relacion a las peleas sobre el idioma castellano-catalan en catalunya, personalmente me parece que muchas veces son mas rigidos los castellanos que los catalanes:aunque soy extranjera puedo decir,por experiencia personal, que normalmente si un catalan se da cuenta de que el interlocutor no habla su idioma (o lo habla muy mal) pasa al castellano para que el otro no se sienta en dificultad.pero cuantas veces personas españolas que van a quedarse durante bastante tiempo en catalunya llegan allà habendo estudiado un poco de catalan?normalmente a ellos les parece de no necesitarlo.

pero,sin duda, estoy de acuerdo con tonificante...el problema del idioma, como muchas otras cosas, acaba siendo una demonstracion de ideas y fuerzas politicas.

Tonificante -

Pues eso de que en Madrid no paran de hacer líneas de metro es una realidad. Aquí en Barcelona también están en marcha muchos proyectos pero, a diferencia de vosotros, van un poco atrasados. Los políticos en vez de gestionarlos los paran, discuten y mangonean. Llevan un año discutiendo si hacer pasar el AVE debajo de la Sagrada Familia (la via directa) o hacerlo paralelamente al mar.
El reportaje en Telemadrid ha sido manipulado según lo dicen algunos trabajadores de la cadena. Pero en todas las TV controladas por algún político hay manipulaciones. Yo lo compararía con la retransmisión de un partido de fútbol: quien es del Barça no soporta las retransmisiones sosas y neutrales del PPW o Canal+, prefiere el entusiasmo de las radios catalanas. Quien vive en Catalunya y tiene ideología nacionalista (más o menos moderada) se sentirá más cómodo con TV3 que con la Cope o Telemadrid.
Lo del himno nacional ni idea... Lo del castellano en Catalunya... cada vez hay más gente bilingüe o castellanoparlante (según mi percepción). Pero hay que reconocer que los esfuerzos con el catalán pasan por machacar mucho el catalán en la escuela con más atención que el castellano(aunque todos aprendemos bien el castellano, yo saqué más nota de castellano que de catalán en la Selectividad, jeje..) La presión no es tanto lingüística sinó política. La gente habla con la lengua que quiere/puede para entenderse o expresarse con más comodidad, familiaridad y riqueza expresiva.

Sergio -

Veo que en Cataluña la cuestión política y de inversiones os tiene soliviantados. La verdad es que el gobierno que tenéis no ayuda... En Madrid no paran de abrirnos líneas de metro, paradas, túneles, Gallardón y Aguirre han cogido la tuneladora y hala, a hacer de la capital un Gruyère. En cualquier caso, es verdad que la política y los políticos andan un poco revueltos, pero también es verdad que es algo común a la oposición y al gobierno. ¿Te has enterado del reportaje de Telemadrid y de lo de los benjamines del FCB con el himno nacional? Es bastante vergonzoso. ¿Cómo ves lo del castellano en Cataluña? Parece que hay mucha presión, ¿no? Ánimo con el blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres