Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

Júlia y Jorge (8)

Júlia y Jorge (8) Jorge y Julia destaparon la caja de los truenos con el tema de: “el reparto de tareas entre el hombre y la mujer en el hogar”.
Julia se armó de razones dada su condición de mujer separada con la libertad bajo el brazo.
- Si vuelvo a tener pareja haré las cosas de otra forma. Por supuesto que la repartición de tareas tiene que ser equitativa y rotatoria. No me vale lo de que “no se hacer esto”. Nadie ha nacido especialmente dotado para las tareas del hogar, ni negado ni incapacitado para aprenderlas.
-Vale, pero esto no quita que a uno se le de mejor una cosa que otra y también habría que tener en cuenta las preferencias de cada uno. Además, se trata de estar a gusto, no? Y que yo sepa, cada uno tiene su gusto y el concepto de “sucio” y “limpio” es subjetivo. Según tu punto de vista podríamos fijar aquí mismo las tareas y rotaciones de una hipotética pareja y eso tendría que cuajar en cualquier pareja real del mundo, me equivoco?
- A ver, hay mucho hombre comodón por el mundo. Yo lo que quiero dejar claro es que hay chicos que les importa un comino que su habitación sea una pocilga, claro que ven el desorden y la suciedad, pero sencillamente prefieren, por vagancia, seguir nadando en la montaña de basura que han convertido su casa. Sólo hay que ver los pisos de solteros, mención especial las habitaciones, en concreto la cama y el armario.
- Jeje, sí, es cierto. Pero no se puede generalizar, no tenemos la exclusiva en eso. Mira Julia, yo creo que cada pareja puede llegar a un acuerdo, a distribuir unas tareas. Hay tantos factores a tener en cuenta: horarios, cercanía del lugar de trabajo a panaderías, pescaderías, mercados, supermercados, habilidades, capacidades, ganas de hacer unas u otras cosas,... Además, por mucha voluntad y empeño que pongamos tenéis un sentido de la limpieza, del orden y de las tareas en general muy superiores a las nuestras. Quizá tenga una explicación genética y todo. No eran los homínidos machos los que iban a cazar mientras las mujeres se dedicaban a la recolección y a tareas más domésticas? Y sin ir tan lejos: son sólo el machismo y la educación los culpables que nuestras abuelas tuvieran el 100% del control del hogar?
El debate queda en el aire.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

AZUL de Blancos -

¡uf!, vaya temita acabas de sacar. Pues te voy a dar un poco la razón en todo:
- en general ellos son más desordenados
- en general ellos son más vagos
- digo en general,porque no siempre es así
- cada pareja es un mundo, pueden hacer tratos que desde fuera los demás ven como injustos
- ¿qué pasa si los dos odian planchar? ¿se echa a suertes? ¿o vale por dos tareas, cambio plnachar por fregar platos y pasar aspiradora?
- lo de las abuelas es cierto, pero también en la sociedad donde crecieron había otras muchas costumbres muy distintas a nuestro modo de vida actual
- en mi caso particular, me gustaría que mi chico moviera un poco más el trasero (él ya lo sabe, se lo digo todos los días).

... que siga el debate.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres