Blogia
UNIENDO CASUALIDADES

María (2)

María (2) María tenía 25 años, había terminado sus estudios y se empezaba a abrir camino en el mundo laboral. Estaba soltera, sin compromiso. Charlaba animádamente con Nieves y Júlia. Nieves compartía piso con su novio y Júlia se acababa de separar y era, de nuevo, “libre”. Discutían sobre las ventajas de cada una de sus situaciones: soltería “por defecto”, vida en pareja, soltería reconquistada...
Maria veía el discurso de Júlia un poco afectado por la dura experiencia de su separación. Cuando su amiga enumeraba las ventajas de “su soltería” como: independencia, libertad, mayor capacidad económica, recobrar el propio espacio, tomar las propias decisiones, estabilidad... veía la soltería de su amiga muy distinta a la suya propia. Las dos eran solteras, sí, pero María no se sentía igual. Ella creía en el amor que no liga, que no quita independencia ni libertad; en la solidaridad, el compartir, el bien común, el respeto, el consensuar las decisiones, luchar por la unidad y la estabilidad dentro de la pareja...
Nieves tampoco estaba muy de acuerdo con Júlia pero la comprendia. Ahora estaba bien con su novio pero sus relaciones anteriores habían sido breves, temporales y frágiles. “El amor se puede ir tal y como vino”. “Vivimos cada instante con intensidad, estamos bien pero quién sabe lo que pasará dentro de unos años, no le puedo asegurar que le ame para siempre”. “Estoy con él porqué me da la seguridad de saberme querida y siento que soy importante para alguien”.
Las ideas de María no encajaba con las de Nieves. En su corazón se había encargado de tejer un sólido tejido emocional tan fuerte que se veía capaz de construir una relación más firme y duradera, basada en el AMOR de sus sueños. Cuando llegase el momento sabía que encontraría a alguien que le hiciese sentir que el amor que compartían era digno del que un día, cuando era pequeña, sintió que le llenaba al tiempo que le exigía estar a la altura.
¿Qué opináis? Podéis seguir ésta historia aquí o en vuestro blog (avisándolo, claro). Como siempre podéis mandarme un correo donde os digo en el inferior de la página, participar comentando...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

tito -

conocerte

Tonificante -

Marta: Te respondo con el post María(3). Por lo demás creo que eso de esperar o atacar hay tíos que no lo siguen. Los hay con intuición y con una idea de amor parecida a la planteada en María(1). Espera, que me pellizco, ah! sí, aquí hay uno. Pero no soy el único, aunque no lo parezca hay todo un mundo que actúa por otros baremos, valores... por suerte: hay de todo en la vinya del Señor!

Marta -

Bien Toni, bien.

Me conoces bastante bien, pero... Me ha parecido curioso que para tratar el tema del "amor", y sus distintas interpretaciones, hayas utilizado a tres mujeres (inventadas).
Acaso los hombres no tenéis alguna? O algunos, simplemente, se dedican a "esperar" o atacar, siempre que tienen ocasión?
Ellos, y tú como portavoz :), no tenéis esa intuición de amor, que pueda ser interpretada? O no existe para ellos una definición de amor?

Besitos

Tonificante -

Marta:ya sabes qué opino de vosotras como colectivo. Qué soys muy malas! Jejeje... me acabas de dar otra prueba más: quieres que me moje encasillándote a modo de chantaje para seguir el juego.. mmmm.. jeje... bueno, la verdad es que muy difícil no me lo has puesto, aunque nunca esperes una respuesta previble de mi (sobretodo cuando me das un poco de tiempo). A ver: Creo que NO eres muy sumisa en el sentido de sacrificar tus cosas por formar una família como hacían nuestras abuelas... en este sentido eres una mujer moderna... sin embargo no te veo tan fría y calculadora como Júlia(caricatura de la modernidad). Tus ideales no los ves inalcanzables sinó algo real y necesario a tener presente para no tener una vida gris sinó única y personal. Así que a priori has dado un paso más que María en el sentido que tus ideas no son ideales sinó reales. María, por decirlo rápido, no sabe lo que será el AMOR en su vida ni lo intuye, sólo lo espera...

Tanto Júlia, Nieves como María son personajes inventados o sea que lo que haya dicho son puras interpretaciones de las tres 'filosofías'que quería caricaturizar...

Marta -

Este juego me gusta, Toni. A mí, como me encasillarías? O tengo que decirte antes lo que yo pienso?
Si no lees el comentario de la primera parte, te será más complicado encasillarme, o tal vez, no.
Espero antes tu respuesta, y luego te comento este post :)

Tonificante -

Vaya, qué respuesta más rápida.
Ivich: por lo que me cuentas últimamente no te sabría encasillar, no... pero algo de Nieves sí que tienes aunque tb te planteas las ventajas de estar sola como Júlia... Te veo entre las dos.

Isis: a ti no te conozco ni de vista, claro... he entrado en tu blog alguna vez, a ver si tengo más tiempo, me gusta conocer un poco a la gente que me visita...

Isis -

No se me ocurre cm seguir la historia, pero desde luego no estoy de acuerdo con las ventajas que enumera su amiga...eso es porque no a tenido una buena relacion en pareja..creo yo vamos...
bss!

Ivich -

Vaya, la verdad es que si que me veo capaz de seguir la historia, aunque creo que dentro de un minuto la cambiaría, y así constantemente. Supongo que todos somos un compendio de María, Nieves y Julia, y que cada una actua así debido a las circunstancias en la que se encuentra.

Ahora mismo escogería un final feliz...es lo que tiene el amor, unos días sientes una euforia increible y otros días sientes un vacio con el que no puedes guerrear... Muchos besines :*
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres